Home > Experimentos > Una sencilla cámara de niebla
< Volver

Experimentos > Una sencilla cámara de niebla

Categorías: Estructura Atómica
Palabras clave: Niebla, Partículas alfa, Radiactividad


Autor/es

Alejandro del Mazo Vivar

Qué se pretende demostrar

Cuando un sistema se encuentra saturado de vapor y sufre una expansión brusca la temperatura desciende y el vapor se condensa en forma de pequeñas gotas de agua (niebla). Si una partícula alfa, que tiene carga eléctrica, atraviesa ese espacio, deja un rastro de iones a su paso que actúan como núcleos de condensación del vapor. De este modo, el paso de la partícula alfa se hace visible en forma de un pequeño rastro de niebla.



Dirigido a

  • Gran Publico
  • Primaria
  • Secundaria


Materiales necesarios

Los materiales y el montaje se muestran en la figura.

En la figura no se muestra un sencillo puente rectificador que sirve para alimentar con 220 V de corriente continua los “anillos para el campo eléctrico”. Además se ha de contar con una bomba construida con un inflador para bicicleta o balón, con el émbolo invertido. Por último la cámara (placa Petri) se ilumina lateralmente con una lámpara, que puede ser de LEDs, para evitar el calentamiento.



Descripción

Una vez montada la cámara con todos sus accesorios se conecta el campo eléctrico, se enciende la luz lateral y a continuación se efectúa un movimiento rápido sobre la bomba para extraer el aire que está bajo la lámina de silicona negra. La pequeña expansión que se produce entonces en el aire cargado de vapor que está contenido entre la placa Petri y la lámina de silicona es suficiente para se formen trazas de niebla a lo largo de las trayectorias de las partículas alfa. Las pistas se hacen visibles sólo durante unos instantes. Transcurridos unos segundos de reposo se puede volver a activar la cámara.

Se observa que la distancia media de la longitud de las trazas es muy parecida, lo que indica que las energías de tales partículas son semejantes.



Existe alg�n riesgo

xiste el riesgo inherente al manejo de sustancias radiactivas. Incluso en el caso de sustancias de poca actividad, como podrían ser fragmentos de minerales de uranio, pueden guardarse, bien identificados, en pequeños recipientes hechos de plomo.



Imágenes