Home > Experimentos > Síntesis de bioplástico
< Volver

Experimentos > Síntesis de bioplástico

Categorías: Medio Ambiente
Palabras clave: Polimeros, Reciclaje, Salud


Autor/es

Elena �lvarez, Isabel P�rez, Elena P�rez, Celia Sivianes, Natalia Villanueva

Qué se pretende demostrar

Con este sencillo procedimiento se pretende llevar a cabo la fabricación o síntesis de plástico

biodegradable (bioplástico) a partir de diversas sustancias de uso habitual en el laboratorio,

pudiendo, de este modo, mostrar la posibilidad de crear nuevos materiales con características

y propiedades tan ventajosas como los actuales pero minimizando el impacto que éstos tienen

sobre el medio ambiente. En este caso en particular, la principal ventaja que nos pueden

ofrecer los plásticos sintetizados es su facilidad para degradarse o desintegrarse, lo que

favorece la rápida eliminación de los mismos una vez son utilizados.



Dirigido a

Secundaria



Materiales necesarios

Agua

Almidón o almidón de maíz (maizena)

Vinagre

Glicerina (de fácil obtención en farmacias)

Alcohol etílico

Colorante (no es esencial)



Descripción

Pasos a seguir:

1. Ponemos la cacerola a fuego alto en la vitrocerámica

2. Añadiremos ocho medidas de agua a una cacerola.

3. Añadimos dos medidas de almidón a la cacerola con agua y removemos hasta su disolución.

4. Añadimos una medida de vinagre y otra de glicerina y removemos hasta llevar a ebullición.

5. Se añaden unas gotas de alcohol y el colorante (si así se quisiera).

6. Se vierte la mezcla sobre una superficie (la forma y tamaño de la superficie dependerá de la

forma en la que queramos obtener el plástico).



Existe alg�n riesgo

En principio no existe ningún riesgo en la puesta en práctica de este experimento.



Imágenes

 


Para saber m�s

pensandoenplástico.blogspot.com



Observaciones

En esta experiencia mostramos una práctica que muestra un ejemplo clásico de la formación de un polímero biodegradable de primera generación a partir de almidón.

PROPIEDADES DEL ALMIDÓN.

El almidón se encuentra almacenado en plantas como gránulos o partículas sólidas que consisten en dos biopolímeros, amilosa y amilopectina. Ambas se componen de cadenas largas de moléculas de glucosa. La proporción en el almidón de cada uno de los polímeros depende de la planta de la que procede. Cerca del 20% de la mayoría de los almidones es amilosa y el 80% amilopectina. Las moléculas de amilosa están compuestas de aproximadamente 200 a 2000 moléculas de glucosa unidas por enlaces glicosídicos a-1,4 en cadenas no ramificadas. La proporción en el almidón de cada uno de los polímeros depende de la planta de la que procede.

El almidón es hidrofílico, relativamente estable térmicamente limita su utilización. En 1973 Griffin patento el uso de almidón como un material biodegradable de relleno en plásticos con polietileno de baja densidad. Desde ese momento, las investigaciones se han dirigido a estudiar el tiempo de degradación, las condiciones idóneas, la necesidad de añadir otros aditivos que favorezcan estos procesos y a crear polímeros biodegradables de 2a y 3a generación.