Home > Experimentos > Química en el arte. Síntesis de pigmentos
< Volver

Experimentos > Química en el arte. Síntesis de pigmentos

Categorías: Reacciones químicas
Palabras clave: Precipitación, Reducción-Oxidación


Autor/es

Fina Guitart, CESIRE-CDEC, Carme Artigas y Jordi Cuadros, IQS Universitat Ramon Llull.

Qué se pretende demostrar

Se sintetizan distintos pigmentos mediante distintos tipos de reacciones químicas y se observa el crecimiento de los cristales capturando imágenes con una lupa digital.



Dirigido a

Secundaria y Gran Público.



Materiales necesarios

  1. Síntesis de un pigmento verde: acetato de cobre (acetato e hidroxiacetatos).

Materiales: portaobjetos, goteros de plástico, cápsula petri, lupa digital

Productos: ácido acético al 8 %, lámina de cobre.

  1. Síntesis de azul de Prusia (hexacianoferrato(II) de hierro(III))

Materiales: portaobjetos, goteros de plástico, palillo o espátula fina, lupa digital.

Productos: cloruro de hierro(III) hexacianoferrato(II) de potasio.

  1. Síntesis de malaquita (carbonato básico de cobre, CuCO3.Cu(OH)2)

Materiales: portaobjetos, goteros de plástico, palillo,  lupa digital.

Productos: solución de sulfato de cobre (II) 0,5 M, hidrogenocarbonato de sodio.



Descripción

El verdete (acetato de cobre) se preparaba ya en la antigüedad mediante introducción de chapa de cobre en vinagre o vino agriado. Se aprendió muy rápido a preparar distintas tonalidades, por ejemplo añadiendo sal para formar cloruros e hidroxicloruros.  Fue muy utilizado entre los siglos XII y XVII.

El azul de Prusia es un compuesto de cianuro de hierro que empezó a fabricarse y emplearse de modo creciente a mitad del siglo XVIII. Se conoce también como azul de París o de Berlín.

La malaquita es un mineral formado por carbonato básico de cobre. Se utilizaba principalmente en el temple o en el fresco. A finales del siglo XVIII desapareció de la pintura europea, puesto que no se conocía su síntesis y aparecieron otros pigmentos verdes más fáciles de obtener.

  1. Síntesis de un pigmento verde: acetato de cobre (acetato e hidroxiacetatos)
  • Añadir unas gotas de ácido acético al 8 % (dilución 1:10 de acético al 80 %) sobre una lámina de cobre.
  • Al cabo de unas horas ya se observa el cambio de color, apareciendo el color verde. El producto formado cristaliza dando lugar a cristales de color verde. 
  1. Síntesis de azul de Prusia (hexacianoferrato(II) de hierro(III))
  • Colocar sobre un portaobjetos una gota de solución de cloruro de hierro (III) 0,5 M y observar su color. Añadir sobre el portaobjetos, a unos centímetros de distancia, una gota de solución de hexacianoferrato(II) de potasio (ferrocianuro de potasio).
  • Con una espátula muy fina o un palillo, añadir una pequeña cantidad de la segunda gota sobre la gota de cloruro de hierro (III).
  • Dejar reposar durante un tiempo y observar el crecimiento de cristales azul intenso del pigmento azul de Prusia.
  1. Síntesis de malaquita (carbonato básico de cobre, CuCO3.Cu(OH)2)
  • Colocar sobre un portaobjetos una gota de solución de sulfato de cobre (II) 0,5 M y observar su color. Añadir sobre el portaobjetos una pequeña cantidad de y agitar con un palillo.
  • Dejar reposar durante un tiempo y observar el crecimiento de cristales azul turquesa del pigmento sintético de malaquita.


Existe alg�n riesgo

No existe ningún riesgo especial pero se debe trabajar utilizando guantes de laboratorio.



Imágenes

 


Enlaces

Museu Nacional d’Art de Catalunya (2013). Quan l’art es troba amb la ciencia [en línea].

URL:http://www.mnac.cat/doc/lan_001/docents_Explora.pdf

R.M. Jones (2011). CHEM 3441 Inorganic Lab  R.M.Jones- Austin Peay State University [en línea].

URL:https://www.ionicviper.org/system/files/Pigment%20Syntheses%20and%20Qualitative%20Analysis.pdf



Observaciones

Estos experimentos son muy buenos ejemplos de trabajo a pequeña escala. Se utilizan cantidades muy pequeñas de reactivos lo cual simplifica el trabajo y contribuye a la educación para la sostenibilidad.

Se podrían filmar vídeos con la lupa digital para ver la secuencia de crecimiento de los cristales.

En el caso en que no se disponga de lupa digital, los cristales pueden observarse con lupa o al microscopio.