Home > Experimentos > Viscodensidades
< Volver

Experimentos > Viscodensidades

Categorías: Mecánica
Palabras clave: Densidad, Fluidos, Newton


Autor/es

Carlos Moreno
Robert Pauls
Carlos Vela
Esther M�rquez
Pedro Alda

Qué se pretende demostrar

Queremos destacar la propiedad específica de los fluidos no-newtonianos donde la viscosidad es variable en función de la tensión que se ejerza sobre el fluido en cuestión.

Estos fluidos de comportamiento tan extraño, están más cerca de nosotros de lo que pensamos. Gracias a esta propiedad de variar su viscosidad algunos fluidos no son más útiles, por ejemplo la pintura, el kétchup, la sangre…etc. Y sus aplicaciones van desde chalecos antibala a los nuevos badenes dirigidos al control de velocidad del tráfico.

Nosotros vamos a mostrar estas propiedades de una manera muy divertida e impactante como es la construcción de una piscina de tres metros de larga donde pondremos un fluido no-newtoniano y seremos capaces de correr sobre el mismo de una manera simplemente espectacular.



Dirigido a

  • Gran Público
  • Primaria
  • Secundaria


Materiales necesarios

  • Una piscina (en nuestro caso, maderas y tornillos)
  • Agua
  • Harina de maíz
  • Cubos de plástico


Descripción

La construcción de una piscina de 3x1x0.25 m tiene la principal dificultad del enorme volumen de agua  y los cientos de kg de harina de maíz que se precisan.

Tras la parte de construcción de la piscina donde se fijan los laterales de madera con tornillos, es importante colocar una madera en el fondo recubierta de un plástico fuerte para evitar tanto la ruptura como las filtraciones. Recordad que estamos trabajando con un fluido.

Tras tener el continente preparado, vamos con el contenido. Es tan solo una mezcla de agua y harina de maíz en proporciones adecuadas (5:4). Para evitar sorpresas y que el experimento no funcione correctamente, realizamos la mezcla en cubos de 15 litros donde añadimos la harina sobre el agua y vamos removiendo hasta llegar al punto crítico donde se convierte en un fluido no-newtoniano con las propiedades antes comentadas. Vamos vertiendo los cubos uno a uno sobre nuestra piscina hasta que la llenemos. En total hemos utilizado unos 300 kg de harina y unos 375 litros de agua.

Tras este proceso, ya podemos correr sobre un líquido sobre el que si realizamos la suficiente tensión al pisar se comportará casi como un sólido, debido al aumento de su viscosidad.



Existe alg�n riesgo

El único problema se puede plantear al introducirse en la piscina sin aplicar la suficiente tensión, esto es, con miedo. Entonces, el fluido adquiere una viscosidad muy baja y nos hundimos en él. Si queremos salir después con rapidez del mismo, estaremos aplicando una gran tensión y por tanto no podremos sacar el pie de la piscina. Sobre todo con niños que pueden asustarse, es importante advertirles que en caso de haber pisado con fuerza y hundirse, han de sacar el pie muy lentamente.



Imágenes

 


Enlaces

http://youtu.be/dDtEEjZXWHY
http://cimandciencia.blogspot.com



Para saber m�s

Puede realizarse a pequeña escala en un bol y jugar con ello en el mismo o tirándolo sobre la mesa y manipulándolo.