Generar una cueva de disolución

Autores:

Eulogio Pardo Igúzquiza, Instituto Geológico y Minero de España, e.pardo@igme.es


  • 1. Dividir el bloque de plastilina por la mitad.

  • 2. Poner el terrón de azúcar en el centro de una mitad y cubrirlo con la otra mitad.

  • 3. Amasarlo para que vuelva a ser un bloque sin fisuras y teniendo en cuenta que el terrón de azúcar quede en el centro.

  • 4. Hacer un orificio en la cara superior del bloque que llegue hasta el terrón de azúcar. Hacer una depresión en dicha cara de modo que pueda contener agua que entre por el agujero.

  • 5. Hacer un orificio en una de las caras laterales del orificio y que representa una fuente o manantial.

  • 6. Se echa agua con el cuentagotas por la parte superior y que simula el agua de lluvia que penetra por el suelo y disuelve la roca. En este caso disolverá el terrón de azúcar y saldrá por el manantial.

  • 7. Se puede abrir el bloque en dos mitades para ver la estructura de la cueva formada. 

¿Qué se pretende demostrar?

Se pretende mostrar cómo se forma una cueva de disolución. Las cuevas son cavidades naturales en las rocas. Las más abundantes en nuestro planeta se forman por disolución de roca soluble (evaporitas, yesos pero sobre todo, por su abundancia como rocas relativamente solubles, calizas y dolomías).  

Dirigido a:

Primaria

Materiales necesarios:


  • 1 bloque de plastilina de 4 x 4 x 4 cm.

  • 1 terrón de azúcar.

  • 1 cuentagotas.

  • 1 palito para hacer un orificio en la plastilina.

  • 1 plato de plástico.

Riesgos:


  • No hay riesgos.

  • Los pasos 1 y 7 los puede hacer un supervisor con una espátula.

Enlaces:


  • Geo-cuevas: ventanas a nuestro pasado, puertas a nuestro futuro. Documentación de Laboratorio de Geología para Ciencia en Acción XVII en Algeciras (Cádiz).

  • Cueva en Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Cueva

Para saber más:

Observaciones:


  • Se pueden obtener cuevas más complejas utilizando más terrones de azúcar que pueden formar un canal por ejemplo.

  • Las cuevas de disolución son las más abundantes en la Tierra pero aún no se han encontrado en otros cuerpos del Sistema Solar, donde si son frecuentes las cuevas tectónicas, tubos de lava y cuevas de talud.